Historia
Selahaddin Ayyubi (Saladino)

Selahaddin Ayyubi (Saladino)

Quién fue y qué hizo Selahaddin Ayyubi?

Selahaddin Ayyubi (Salah al-Din Yusuf ibn Ayyub), también conocido como Saladino, fue un general y político kurdo que fundó la dinastía ayubí. Fue el primer sultán de Egipto y Siria, y es considerado uno de los líderes musulmanes más importantes de la historia.

Saladino nació en Tikrit, Irak, en 1137. Su padre, Najm ad-Din Ayyub, era un comandante militar kurdo que sirvió al califato abasí. Saladino comenzó su carrera militar a una edad temprana, y pronto se destacó por sus habilidades militares y su liderazgo.

En 1169, Saladino fue nombrado visir de Egipto por el califa fatimí. Sin embargo, Saladino pronto se desilusionó con el califato fatimí, que veía como débil y corrupto. En 1171, Saladino abolió el califato fatimí y estableció un nuevo sultanato sunita en Egipto.

A continuación, Saladino se embarcó en una campaña para unir los territorios musulmanes de Siria y Mesopotamia. Tuvo éxito en sus esfuerzos, y en 1187, controlaba un vasto imperio que se extendía desde Egipto hasta el río Éufrates.

En 1187, Saladino derrotó a los ejércitos cruzados en la batalla de Hattin, una de las batallas más decisivas de las Cruzadas. Esta victoria le permitió a Saladino capturar Jerusalén, que había estado en manos cristianas durante 88 años.

La conquista de Jerusalén por Saladino conmocionó a Europa y provocó la Tercera Cruzada. Saladino derrotó a los cruzados en varias batallas, pero finalmente llegó a un acuerdo con el rey Ricardo Corazón de León en 1192. El acuerdo permitió a los cristianos peregrinar a Jerusalén, pero la ciudad permaneció bajo control musulmán.

Saladino murió en Damasco en 1193. Es considerado uno de los líderes musulmanes más importantes de la historia, y es admirado por su inteligencia militar, su piedad y su caballerosidad.

Saladino también es admirado por su respeto por los cristianos. Después de la batalla de Hattin, Saladino permitió que los cristianos de Jerusalén abandonaran la ciudad sanos y salvos. También permitió que los cristianos continuaran peregrinando a Jerusalén, incluso después de que la ciudad cayera en manos musulmanas.

El legado de Saladino es vasto. Es considerado un héroe por los musulmanes y un respetado adversario por los cristianos. Su historia ha sido contada y recontada durante siglos, y continúa inspirando a personas de todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Open chat
Scan the code
Hola
En qué podemos ayudarte?